Vacunación

 

 

Los perros, al igual que los seres humanos, se pueden proteger mediante una pauta correcta de vacunación contra muchas enfermedades potencialmente fatales causadas por bacterias y/o virus.

Se suelen emplear vacunas que ofrecen una protección frente a varias enfermedades simultaneamente y que tienen una eficacia demostrada y evitan incomodidades al perro y a su dueño. Actualmente, la proliferación y los avances en las vacunas, los nuevos conocimientos sobre la inmunidad y los recientes estudios de los agentes causales, virus y bacterias, ofrecen nuevas perspectivas sobre las pautas de vacunación.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que para realizar la vacunación es imprescindible un buen examen clínico. No se debe vacunar a animales que están enfermos.

También es importante que el perro esté desparasitado antes de realizar la vacunación.

Hay una serie de enfermedades de las que es casi imprescindible la prevención, como el moquillo, la parvovirosis, la hepatititis canina, la leptospirosis y la rabia. En cachorros la primera vacunación es recomendable realizarla a las 6 semanas de edad. Para conseguir una buena inmunidad hay que revacunar una segunda dosis a las 3 semanas de la primera y repetirla a las 3 semanas.

La revacunación en adultos debe realizarse una vez al año.